“LAS 48 LEYES DEL PODER” Y PORQUE DEBES LEERLO

Cuando no sabes quienes son tus aliados…

Hace años, cuando era becario para una gran empresa mexicana, trabajé como “consultor” externo por parte de una de las compañías fabricantes de impresoras y prestadoras de servicios más grandes e importantes de México. Recuerdo que tenía un jefe local, Carlos, quien básicamente tenía que dar soporte a usuarios finales durante 8 horas diarias. Durante el tiempo que estuve allí, había montón de rumores en los pasillos acerca de su persona: “Siempre llega tarde”, “No pudo resolver “X” problema”, “Es odioso”.

A mi parecer, el no hacia mal su trabajo, y la percepción de los usuarios finales parecía ser la misma que la mía. Sin embargo,  había un trasfondo mayor para los rumores; Resulta que, otro grupo de “Consultores Externos” vieron una oportunidad de prestar los servicios que nosotros dábamos, y era vital para ellos mostrar al cliente que el servicio de Carlos era de mala calidad y para esto, usaron montón de rumores para acabar con la reputación de Carlos, mientras el iba alegremente a comer con dichos consultores, creyendo que había hecho amistad con ellos –Y quizá creía que le darían una oportunidad laboral mejor- cuando la realidad era muy distinta; Hablaba con ellos más de lo necesario, tomaba posiciones sumisas con tal de que lo vieran como un “buen elemento” a quien contratar, pero lo peor de todo es que no sabía  con quién estaba tratando.

Estaba rodeado de serpientes que lograron hacer que el cliente hiciera una queja fuerte de el, y en solo 3 meses, perdió su trabajo. Y el confió siempre en esas serpientes.

Quizá Carlos no hubiera podida cambiar su destino, pero sin duda si pudo haber previsto y obtenido algo mejor si el hubiese comprendido al menos un poco más lo que estaba pasando.  El mundo puede parecer injusto (Y de hecho, muchas veces lo es). Todos hemos lidiado con jefes, clientes y colaboradores de trabajo Sociópatas, que constantemente buscan tirarte bajo el autobús y sabotearte, e inclusive en casos más extremos, familiares que buscan bajarnos a su nivel.

La historia como maestra

La narración –O Storytelling por su traducción al inglés-, es sin duda la manera más efectiva para aprender cosas nuevas. “Las 48 Leyes del Poder” de Robert Greene, es un libro en el que el autor resume y analiza 3 milenios de conquistas y conflictos humanos con la intención de que, a partir de anécdotas errores pasados, aprendas a obtener y/o protegerte del Poder. Los libros de Robert Greene son quizá las herramientas más útiles que he encontrado para navegar en el ámbito corporativo, y especialmente para identificar y lidiar con Sociópatas-.

Mucha gente se niega a leer este libro por creer que se trata de algo maligno y que debería ser censurado, lo que me parece verdaderamente estúpido. Pero la vida es lo que es y no vas  a cambiar el juego por tus buenas intenciones y tu buen corazón. Si quieres ser exitoso debes de aprender a jugar y ganar el juego, muy en especial si eres hombre pues nadie se apiadará de ti, porque como Greene lo describe en el libro, aunque creas que no estás jugando y te sigas negando a jugar, no podrás evitar que otra persona quiera aprovecharse de ti y ganar Poder a expensas tuyas.

Y si no vas a jugar, al menos debes saber a qué están jugando los demás para que al menos, sepas como defenderte.

Toma en cuenta una cosa: “Las 48 Leyes del Poder”, así como los otros libros de Greene que he leído, no son recetas de cocina. En ellos, no te viene una metodología que debas seguir para lograr tus objetivos, ni vienen formulas secretas. Lo que viene descrito son historias que describen algo así como los ingredientes “en crudo” para obtener poder. Para poder aplicar estas reglas es necesario adquirir otras habilidades como las habilidades sociales descritas en mi post anterior, además de Inteligencia emocional y lectura en frio. Y es por esta razón que, a manera de internalización, voy a  hacer un resumen de las leyes más importantes, su aplicación y observancia en la vida real durante los próximos meses, porque de algo debes estar seguro: Si se te ocurre aplicar las leyes sin saber que estás haciendo, resultará en fracaso social, y deberás tener mucho cuidado con esto.

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.