LNH 14: LA LEY DE LA CONFORMIDAD

Este post es parte del sumario de “Las Leyes de la Naturaleza Humana” de Robert Greene.

El fin de semana pasado, tuve una interesante charla con un viejo amigo que no veía desde la universidad. El tipo, es de aquellos “geek” de nacimiento que rara vez interactúa con las personas, pero que es increíblemente inteligente; El tipo ha trabajado años desarrollando programas de computación en diferentes plataformas, y hasta hace unos meses, él era el único tipo de su oficina que había logrado certificarse en AWS.

Como sea, me platicó que acaba de renunciar a su trabajo porque ya no soportaba el horrible ambiente laboral. Resulta que, en esa oficina, trabaja un tipo que, si bien no es tan inteligente como mi amigo, Ricardo, es extremadamente ambicioso y veía a Ricardo como una amenaza.

Y como en muchas oficinas, en lugar de “competir” con Ricardo, se dedicó a usar tácticas de Bullying; Alienaba a las personas para que hablara en contra de Ricardo, lo acosaba por Whatsapp -Y hacia que otros compañeros le siguieran el juego a través de esta plataforma-, y por supuesto, hablaba de manera pésima sobre Ricardo con los jefes, haciendo además que otras personas hablaran mal de él, haciéndole la vida imposible.

Y a pesar de que la paga era buena, la realidad es que ni Ricardo ni nadie tenía porque soportar esto. Así que simplemente renuncio, lo que probablemente era la intención de su acosador.

Historias como estas son muy comunes en escuelas, oficinas e incluso con grupos de amigos. Ya antes hemos hablado acerca de las personalidades narcisistas y sociópatas, pero no hemos hablado de las personas que habilitan a estas personalidades, solo por querer pertenecer a un grupo y no ser victimas.

 

La falacia del Copo de Nieve.

Todas las personas solemos pensar que somos individuos únicos, diferentes, con ideas únicas y originales. Créelo o no, esto no es una característica única de los Millenials. Es más, nos ofendemos cuando nos dicen que somos una copia no original de alguien más.

Queremos parecer que tenemos ideas originales y que tenemos un estilo totalmente único. Peor aún, cuando se trata de ideologías políticas o religiosas, nos engañamos creyendo que “nuestras” ideas provienen de nosotros mismos, cuando en la mayoría de las ocasiones, tan solo estamos repitiendo las ideas de alguien más.

Ser aceptados y validados por las demás personas es necesario para mantener nuestra cordura; Richard E. Byrd, quien paso 5 meses en la Antártica completamente aislado de todo contacto humano, alguna vez escribió que se sentía totalmente desconectado de la realidad y de que su personalidad se desintegraba; Es por esta razón  que tendemos a adoptar el mismo acento de las personas con las que convivimos, copiamos sus expresiones, e incluso adoptamos sus ideas, especialmente las ideas del líder del grupo.

Muchas veces incluso tomamos ciertas acciones que van en contra de nuestro código moral por pertenecer a un grupo. No nos damos cuenta de que la necesidad de pertenecer a un grupo es tan fuerte, que incluso hacemos cosas que normalmente no haríamos.

Date cuenta de tu rol en el grupo, así como de los actores que participan en el

Si bien, como dije antes, tenemos una enorme necesidad de sentirnos validados por el grupo y beneficiarnos de la interacción social, es importante saber que conformarnos demasiado con las ideas del grupo es muy peligroso:

  • Nos hace pensar de manera binaria: Los grupos clasifican a otras personas de manera binaria:” La Izquierda es buena, y si no piensas como nosotros eres un prianista resentido”. Esto es, clasificar a las personas que no están dentro tu grupo como enemigos, pues los humanos tendemos a unirnos mas por odio que por el bien común.
  • Peor aun es cerrarnos en una sola ideología, en una sola manera de explicar las cosas, o peor aún, una sola manera de hacer las cosas. Hay un dicho que dice que “el hombre es el único animal capaz de tropezar dos veces con la misma piedra”, y una de las razones por la que esto pasa, es porque nos cegamos ante la posibilidad de ver y hacer las cosas de manera diferente.

El pensamiento de grupo o groupthink puede ser muy peligroso; Cuando dejamos usar nuestra lógica, y empezamos a creer más en la ideología y el credo del grupo, es cuando empezamos a hacer cosas verdaderamente terribles. Tan solo piensa en las personas que habilitaron al Nazismo, el Comunismo y todas las dictaduras de Latinoamérica.

Cuando pensamos “en grupo”, nos volvemos intolerantes, y cuando no aceptamos las ideas de las demás personas, hacemos la guerra tan solo para probar que somos nosotros los que estamos en lo “correcto”.

Tu trabajo como individuo, es tomar conciencia del rol de las personas en tu grupo, y notar cual es la dinámica de tu grupo. ¿Quiénes en tu grupo están tratando de controlar y tener el poder del grupo? ¿Quiénes los apoyan? ¿Quiénes son usados como herramientas?

  • Observa los grupos a tu alrededor con mucha atención. Da un paso hacia afuera y observa de manera objetiva el valor de dichos grupos y decide con que ambiente, que gente te quieres rodear.
  • Entiende tu deseo de pertenecer a un grupo, pero mantén los ojos muy abiertos para cuando el grupo deja de ser relevante para tu crecimiento, o peor aún, cuando los lideres del grupo comienzan a hacer cosas inmorales.
  • Aprende hacer de las dinámicas de grupos, porque si bien es cierto que cada grupo tiene su propia cultura y reglas, todos los grupos tienen una jerarquía y el juego de poder es muy similar en todos ellos.
  • Ten mucho cuidado con lideres que constantemente alineen, denigren y etiqueten a las demás personas; Etiquetar a personas como “chairos o “fifís” por ejemplo, es la manera en la que un grupo intenta destruir la humanidad de las personas para que sean fácilmente atacadas por “la prole”. Y ten mucho cuidado con lideres que constantemente hablen de “enemigos” y “adversarios”, y que usen palabras como “nosotros” y “ellos”. Este tipo de líder claramente quiere alienar a las personas para su propio beneficio.

Cuando presientas que algo no “huele” bien, aléjate un poco, medita y trata de tomar una posición objetiva de lo que esta pasando en el grupo.

El Liderazgo en los grupos

En algunas ocasiones, tu tendrás el papel de líder, ya sea por que el lugar donde trabajas te pone en esta posición, por tus propios méritos, o porque simplemente las circunstancias te pusieron en este papel. Seas cual sea la razón, debes entender que tu objetivo como líder es asegurarte que los miembros del grupo cooperen para alcanzar algún objetivo.

  • Fomenta un sentido colectivo de propósito. Tu objetivo como líder, es dar a los miembros de tu grupo un sentido de propósito y pertenencia, así como un apoyo emocional para cuando las cosas no van tan bien. Storytelling es una de las herramientas más poderosas para este propósito.
  • Rodéate de las personas correctas; Nadie puede hacer todo por si mismo.
  • No te vuelvas un dictador; Permite que las ideas y la información fluyan de manera libre.
  • Infecta al grupo de emociones positivas; La mayoría de las personas no quieren trabajar o estar rodeada de gente tóxica. Además, los ambientes tóxicos suelen atraer problemas y enemigos innecesarios.

 

No podemos escapar a pertenecer a algún grupo, pues el sentido de pertenencia esta firmemente grabado en nuestros genes. Entiende a tu grupo, y pertenece a el lo necesario, pero nunca comprometas tu individualismo y tu integridad como persona.

Si quieres leer más sobre “Las Leyes de la Naturaleza humana”, checa el libro en Amazón:

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.