EXPERIMENTANDO CON EL METODO DE WIM HOF

Wim Hof, mejor conocido como el “Iceman” o el “hombre de hielo”. es un tío que está loco. De hecho, creo que esta muy loco.

Aun así, el tipo es dueño de 26 récords Guinness mundiales en diversos retos de deporte extremo, y su última hazaña es demencial:

A sus 55 años, subió el monte Kilimanjaro en África con un grupo de montañistas sin experiencia en 31 horas con 25 minutos.

Vistiendo únicamente Shorts.

¿Mocioné que tiene 55 años?

Desde que era adolescente, he sufrido ataques de asma, los cuales tengo que atacar aspirando un poco de salbutamol, supongo yo por vivir toda mi vida en una de las ciudades más contaminadas del mundo. Sin embargo, los últimos 3 meses esta situación se ha vuelto aun mas desesperante; No se si sea la falta de aire en la ciudad, o el hecho de que en la oficina donde trabajo no han lavado el tapete por 2 años, pero ciertamente mis ataques se han agravado.

Investigando en Internet, me encontré son el método de respiración de este loco, y de como muchas personas lo están utilizando para aliviar, o al menos, reducir síntomas como los míos, entre otras cosas. Y viendo como este método está MUY relacionado con la meditación, desde hace un par de semanas decidí en hacer una prueba, usándome a mi mismo como conejillo de indias.

¿EXACTAMENTE QUE ES EL METODO DE WIM HOF?

Es un método de meditación basada en la respiración consiente con el que, en teoría, puedes acceder a algo a lo que no deberías poder acceder de manera consciente: El sistema nervioso autónomo. Este sistema es el mecanismo con el que nuestro cuerpo controla principalmente nuestra respuesta de “Pelear-Huir”.

Y se supone, que es por esta razón que Wim Hof puede hacer cosas ridículamente increíbles como escalar montañas en calzoncillos, correr maratones sin entrenar, o soportar baños de temperaturas bajo cero.

El método de Wim hof básicamente consta de 4 fases:

  • Respiraciones de Poder
  • Retención de la respiración
  • Respiración de recuperación
  • Meditación de 5 o 10 minutos

Al parecer, esta forma de meditación estimula el sistema endocrinógeno, haciendo que el cuerpo libere más adrenalina de la que estamos acostumbrados normalmente.

Además de esto, al respirar de esta manera -Especialmente en la primera fase, las respiraciones de poder-, hace que liberemos muchísimo Dióxido de Carbono, elevando el PH de nuestra sangre, haciéndola más alcalina por algunos minutos.

Pero algo mas pasa en el momento que llegas a la segunda fase, la cuando dejas de respirar; Debido a que estas privando tu cuerpo de oxígeno, y no hay aire en tus pulmones, la saturación de oxigeno en la sangre cae drásticamente.

En teoría, esto hace que tu cuerpo intente adaptarse a estos niveles ajos de oxígeno, adaptándose a lugares con poco oxigeno como el Kilimanjaro y permitiendo que Wim Hof y su grupo de seguidores hagan cosas increíbles, como subir dicho monte en calzoncillos.

Y todo esto, estimula también la liberación de adrenalina y noradrenalina en el cuerpo.

Y lo más interesante, son los efectos con nuestro sistema inmune, que es lo que me llevo a este post en primer lugar. El Dr. Matthijs Kox y el Prof. Peter Pickkers especialistas en el sistema inmune humano, realizaron un estudio, en el que sometieron a un grupo de voluntarios, los cuales  fueron inyectados con una endotoxina bacterial después de realizar el método de Wim Hof, con la intención de que su sistema inmunológico sobre reaccionará (La respuesta normal a esta inyección, es tener síntomas de gripa por un par de horas).

Lo que notaron los investigadores, fue que las personas que utilizaban el método de Wim Hof, reaccionaban de manera significativamente menor a la endotoxina que las personas que no utilizaban el método. Al parecer, estas personas podían evitar que su sistema inmune sobre reaccionar.

“Voluntarios saludables que practican las técnicas aprendidas exhibieron profundos incrementos de la liberación de epinefrina, lo cual lleva a la incrementada producción de mediadores inflamatorios.

Este estudio podría tener importantísimas implicaciones para el tratamiento de diversas condiciones asociadas con persistente inflamación, especialmente enfermedades autoinmunes”.

 

 

COMO MEDITAR CON EL METODO WIM HOF

Antes que nada, debo aclarar que no soy doctor ni especialista médico, y considerando que este método es un poco extremo, quizá sea de tu interés consultar a un profesional antes de intentar este tipo de ejercicios, especialmente si tienes antecedentes de alguna enfermedad crónica.

Además, POR NINGUNA RAZON, se te ocurra realizar estos ejercicios mientras manejas, o estas dentro el agua o a punto de entrar a ella. Hay al menos 4 personas que murieron ahogadas por realizar este ejercicio antes de meterse a nadar.

Por último, no te sobre esfuerces. Si necesitas respirar, simplemente respira. Eventualmente podrás aguantar más.

 

  1. Ponte cómodo/a.- Busca un lugar cómodo y SEGURO, donde puedas sentarte o acostarte a gusto, asegúrate que tus pulmones puedan expandirse sin restricciones.
  2. Realiza de 30 a 40 respiraciones de poder. – toma todo el aire que puedas, ya sea con la nariz y la boca y exhala rápidamente ¾ del dióxido de carbono. Repite esto una 30 o 40 veces. Tu adrenalina se liberará, y probablemente sientas cosquilleo en tus pies y manos. Esto es totalmente normal, e incluso si te excedes, puedes sentir calambres.
  3. Toma una bocanada grande de aire
  4. Exhala completamente y mantente sin respirar unos segundos (de 10 a 30 segundos, lo que aguantes)
  5. Toma otra bocanada grande de aire, y retenla sin exhalar por unos 10 o 30 segundos, según aguantes. Recuerda, no te sobrepases.
  6. Repite los pasos 1 al 5 otras 3 o 5 veces.
  7. Una vez que termines relájate y medita unos 5 o 10 minutos.
  8. Tomate un baño con agua helada (Si, es en serio).

 

Aquí dejo un video en ingles sobre como realizar estos ejercicios. Recuerda que debes hacerlo al menos 4 veces.

 

 

Tomate una ducha de agua lo más fría posible por unos 2 a 10 minutos. Te darás cuenta de que soportaras la incomodidad del agua fría mas de lo normal, y te sentirás con una cantidad ridícula de energía. El baño de agua fría tiene además una cantidad interesante de beneficios:

  • Mejora la circulación
  • Mejora del sistema inmune
  • Aumenta tus niveles de testosterona
  • Ayuda a bajar de peso

*** Si sufres de problemas del corazón o presión alta, NO tomes baños de agua helada sin consultar con tu medico.

Llevo solo algunos días, pero ya puedo notar una mejora interesante con mis problemas respiratorias, y sobre todo con mis niveles de energía. Estoy realizando esta práctica inmediatamente después del trabajo, y me siento con más energías para completar mis proyectos personales. Hasta ahora, puedo recomendar el método, haciéndolo en un lugar seguro y quiero ver como me siento en 2 meses.

Si por alguna razón quieres tomar esto mas en serio, te recomiendo que tomes el curso de Wim Hof y pagues los 250 dólares que cuesta.

 

Seguiré reportando.

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.