LNH, LEY 11: LA LEY DE LA GRANDIOSIDAD (O ARROGANCIA)

Este post es parte del sumario de “Las Leyes de la Naturaleza Humana” de Robert Greene.

¿Recuerdas la sensación que tienes, cuando has logrado un ascenso en tu trabajo? ¿O has notado la reacción de algún compañero cuando es ascendido, o algo muy bueno pasa en su vida?

¿Has notado como tendemos a, en muchas ocasiones, sentirnos superiores hacia nuestros compañeros de manera casi inmediata, y no sentimos inmediatamente orgullosos de nuestros logros profesionales y personales?

A pesar de lo que dice la sociedad, muy en especial en países como México, tener ambiciones es algo positivo. Las personas más exitosas, suelen por naturaleza, ser ambiciosas. Tener ambiciones es importante para ponernos metas altas, y tomar acciones para cumplirlas. Personas muy ambiciosas son capaces de invertir montón de horas a la semana en un trabajo o proyecto para obtener lo que quieren.

Las personas sin ambición suelen ser flojas e ignorantes, y de hecho, las personas sin ambición quedan siempre atrapadas en el mar de la mediocridad.

Ser ambicioso es importante para tener runa vida exitosa, sin embargo, tener demasiada ambición, al grado de la irracionalidad nos da lo que Greene llama, un sentido de “Grandiosidad”. Y esta grandiosidad, es también una de las principales causas con las que, históricamente hablando, las personas hemos convertido éxitos enormes en fracasos históricos.

El meollo del asunto es este: Cuando cumplimos con alguna meta que nos hayamos propuesto y tenemos éxito en algún punto de nuestras vidas, se nos olvida o ignoramos por completo que generalmente hay otros factores como la ayuda de otras personas, o incluso suerte, que contribuyeron a nuestro éxito.

Y las cosas empeoran cuando de repente, empiezas a tener validación de tus amigos, familia o incluso los medios, y de repente empezamos a creer que somos super fregones y tenemos el toque que nadie tiene, perdiendo muchas veces el piso, creándonos expectativas irracionales.

En este momento tus habilidades y talentos comienzan a trabajar en tu contra, volviéndote rápidamente en una persona arrogante. Y la arrogancia es una de las razones por las que aun en grandes corporaciones, se toman pésimas decisiones.

Cada vez que te encuentres frente aun nuevo puesto, un nuevo proyecto o necesites entender una nueva habilidad, debes estar siempre consciente de que nadie tiene un “toque mágico” y que deveras dedicar más trabajo, más creatividad, y una muy, pero muy buena dosis de realismo.

 

IDENTIFICANDO A LOS ARROGANTES

 

 

Como en todas las demás leyes de La Naturaleza Humano, Greene nos da algunos tips para identificar a personas que sufren de arrogancia extrema o sensación de grandiosidad. Personas muy arrogantes suelen ser también demasiado narcisistas, y por lo tanto, debes de tomar las precauciones pertinentes en tus interacciones con ellas.

  • No toleran las críticas. Las personas que sufren de arrogancia extrema nunca toman bien las criticas hacia ellas, su trabajo o sus ideas. Cuando les haces una crítica te darás cuenta que se toman las cosas de manera personal, y gastaran muchas energías para defenderse, sin si quiera detenerse a escuchar tu opinión y las razones de tu critica.

 

  • Se sienten únicos y especiales. Y no, no me refiero a los millennials. Me refiero a personas que cada vez que hablan de sus proyectos y logros, se describen a si mismos y a sus habilidades como si fueran algo casi divino. Cada vez que escuches hablar a alguien de si mismo como si fuera algo único y especial, ten cuidado. Puedes estar tratando con un arrogante nercisista.

 

  • Son muy emocionales a cambios de fortuna repentinos. Observa muy bien como reaccionan las personas ante cambios de fortuna repentinos. ¿Viste que tu compañero fue ascendido? ¿Cuál fue su reacción? ¿nervios o Arrogancia? Puedo asegurarte de que si una persona reacciona de sobremanera ante un éxito repentino, tendrá una reacción similar y opuesta en el momento que algo malo le suceda.

 

  • Carecen de empatía. La gente que sufre de arrogancia extrema, nunca son buenos oyentes y carecen de empatía; Suelen hablar únicamente de si mismos y de sus logros. Te ignoran e incluso te dan la espalda cuando tratas de hablar de ti. En sus relaciones, exigen que sus parejas les presten toda su atención, sin ellos prestar el mismo nivel de atención a sus parejas.

 

  • Son extremadamente presumidos. Ligado al punto anterior, y seguramente sin sorprenderte, los extremadamente arrogantes son muy presumidos. Les fascina hablar de si mismos y de sus logros, al grado de que en muchas ocasiones, se toman el crédito de los logros de las de mas personas.

 

GRANDIOSIDAD PRACTICA

A pesar de todo lo que he dicho hasta ahora, el tener un sentido de grandiosidad no es malo, siempre y cuando éste se encuentre bien cimentado en la realidad. Después de todo, como lo he dicho antes, la ambición es uno de los principales motores para tener éxito en la vida.

Si tú combinas tu sentimiento de grandiosidad, con ambición, trabajo duro y maestría puedes hacer grandes cosas, siempre y cuando entiendas también tus limites, y evites fantasías arrogantes. Para lograr un sentido de grandiosidad práctica, sigue los siguientes 5 principios:

 

  • Acepta tus ambiciones. Medita de manera implacable sobre cuales son tus deseos y ambiciones, y acéptalos. Se honesto/a contigo mismo/a, date cuenta de exactamente que quieres y como lo quieres, y haz un plan claro para lograr tus objetivos.

 

  • Concentra tu energía. Tu energía es limitada. Tu vida es limitada también. Deja de perder el tiempo con en actividades que no son productivas, y especialmente en personas que solo te están saboteando. Concéntrate únicamente en tus metas, tu salud y en las relaciones que de verdad te importen.

 

  • Mantén un dialogo con la realidad. Las personas somos seres irracionales por naturaleza, y debemos estar consientes siempre de nuestro estado emocional especialmente al momento de tomar decisiones. Asegúrate de abrazar la realidad, y mantén una actitud pragmática. Medita si es necesario.

 

  • Busca retos moderadamente altos. Las personas que nunca buscan nuevos retos nadaran durante todos sus días, por el mar de la mediocridad. Pero, el tomar retos que están mucho mas allá de nuestras capacidades y con los cuales es casi seguro que fracasemos, puede ser igual de malo. Si fracasas de manera espectacular, es posible que no te sientas preparado/a emocionalmente para un nuevo reto. Busca retos que sean moderadamente mas altos de lo que haces actualmente, y añade dificultad de manera gradual, como cuando agregas peso en el Gym. De esta manera no solo tus habilidades crecerán de manera mas constante, si no que no te desmotivaras si fracasas.

 

  • Libera tu energía. De vez en cuando, libérate y se un poco arrogante. Pero no utilices esta energía para presumir tus logros a desconocidos, si no mas bien utiliza esta energía para considerar y practicar ideas o retos que representen ser retos más grandes.

 

En tanto tomes una actitud pragmática y mantengas tus pies bien puestos en la tierra, manteniendo un dialogo constante y muy honesto contigo acerca de la realidad, podrás usar tu sentido de grandiosidad para tener éxito, sin contar que te evitaras montón de problemas y las consecuencias de malas decisiones debido a tu propia arrogancia.

 

Si quieres leer más sobre “Las Leyes de la Naturaleza humana”, checa el libro en Amazón:

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.