LNH, LEY 5: LA LEY DE LA CODICIA

Este post es parte del sumario de “Las Leyes de la Naturaleza Humana” de Robert Greene.

En economía, cuando un producto es retirado del mercado se vuelve mas valioso. Por ejemplo, hace poco tiempo Starbucks sacó uno de sus más horribles y tremendamente populares productos jamás liberados: El Frappuccino Unicornio.

El Frappuccino Unicornio era una horrible, empalagosa y diabética combinación de helado, saborizantes frutales llenos de jarabe de maíz y dulce agrio, el cual además, tenía un horrible e inapetecible color rosa mexicano combinado con azul fosforescente. Pero por alguna razón, la gente en Estados Unidos no se hartaba del producto; La gente twitteaba sus checks in en los Starbucks, y no se cansaban de publicar imágenes en Instagram y Facebook, al grade de que hay mas de 160,000 posts con el hashtag #UnicornFrappuccino en Instagram.

 

 

¿Qué fue lo que hizo Starbucks para que la demanda por el Unicorn Frappuccino fuera tan grande? Fácil, únicamente anunciaron en su pagina y redes sociales, que el producto solo estaría disponible por “algunos días” y que después desaparecería. Starbucks ha usado esta estrategia en más ocasiones (El vaso rojo de Diciembre y el infame “Pumpkin Spice” de Octubre – Noviembre), y otras compañías usan esta táctica de manera constante -Como cuando Nintendo lanza números limitados de Wii, Switch y NES Classic Edition para aumentar la demanda de sus productos-.

 

El Síndrome del pasto siempre será más verde

El punto es que, todos los humanos estamos marcados por el deseo continuo de poseer lo que no tenemos. Y esto, incluye a las personas…

El consejo popular que generalmente se nos da para tener mas amigos y mejores relaciones, es que debemos ser 100% honestos y “reales” con los demás. Nos dicen que cuando estamos en una relación, debemos compartir todo lo que nos gusta, no nos gusta, temores, inseguridades, proyectos, etc. Se nos dice que debemos presentarnos con todos los detalles de nuestra persona para que los demás tomen decisiones lógicas sobre nosotros. Pero como ya he hablado antes, los humanos no somos racionales, y la mayoría de nuestras decisiones, son totalmente emocionales. La Ley de la Codicia, explica esto más a fondo.

Los humanos, nunca estamos satisfechos con lo que tenemos, y siempre queremos más, estamos atados a desear todo lo que no podemos tener; Ese es el síndrome de el “pasto siempre será mas verde”; Los humanos no queremos poseer, queremos perseguir.

Las mujeres, por ejemplo, son en general expertas para hacer que los hombres las deseemos y persigamos; Te hacen esperar, niegan salir contigo en varias ocasiones haciéndose del rogar, te niegan el sexo, coquetean frente a ti, etc. Los hombres por otro lado, en general son pésimos para jugar este juego, rogando, estando siempre presentes, e implorando por sexo constantemente. Es por esta razón que las mujeres suelen tener el poder en las relaciones. Y es por esta razón también que lo hombres mas deseables, suelen no estar disponibles para ellas.

 

 

Como siempre, Greene nos da algunos consejos sobre cómo debemos usar esta ley en la vida real y ser más deseables a los ojos de los demás:

  • Empieza por alejarte de lo que tú quieres, y enfócate en los deseos y fantasías reprimidas de tu objetivo u objetivos. En seducción, por ejemplo, investiga un poco sobre el pasado y la infancia de tu objetivo y trata de llenar el vacío emocional de él/ella. La infancia es una etapa muy emocional en la vida de todos nosotros, y son la raíz de muchos de nuestros problemas existenciales. Quizá la chica que te gusta tuvo un padre ausente y tu puedas llenar este vacío emocional.

 

  • Las personas no te amarán a ti o a tu producto por lo que tu eres o tu producto es, si no por lo que representas para ellos. No importa si estamos hablando de otra persona o un producto, no pienses en lo que a ti te gusta o conviene, piensa en los demás si quieres influir en ellos. Este es incluso uno de los principios básicos de Dale Carnegie en “Como ganar amigos e influir sobre las personas”. Personalmente, he escuchado a personas que cuando tratan de “caerle bien” a alguien, lo primero que hacen es contarles sobre sus aventuras en patinetas, en el extranjero o lo que sea. Y se escuchan como grandes imbéciles.

 

  • Siempre deja tu mensaje abierto, para que las personas llenen los espacios en blanco. Aun usando Storytelling, esto es muy importante. Aprende a dar detalles sin dar muchos detalles, aunque suene contradictorio, especialmente cuando estés hablando sobre algo personal. Dejar algunos detalles fuera de la conversación te dará un aire misterioso a los ojos de los demás. Ya hablare más de esto en el futuro.

 

  • Cuando hables o cuentes una historia, asegúrate de que las personas tengan la sensación de que, con tu ayuda, podrán lograr objetivos inalcanzables, o llenar vacíos emocionales. Una vez más, tendrás que hacer uso de un gran Storytelling, mostrando tus valores en la historia, sin presumir de ellos abiertamente.

 

  • Generalmente de manera impulsiva y emocional deseamos lo que las demás personas tienen. Aprende a detectar estos momentos de Codicia, y da un paso atrás: ¿De verdad necesitas ese objeto? ¿Podría ser simplemente que quieres demostrar el mismo o mas estatus que la otra persona? ¿Hay consecuencias negativas si adquieres dicho objeto? De ser necesario, medita, pero aprende a manejar tus impulsos emocionales.

 

  • Por ultimo y mas importante, no estés siempre presente. Mantente ocupado, ten proyectos. En relaciones de pareja, por favor, no estés disponible el 100% del tiempo cuando tu pareja te busque -A menso que sea una emergencia-, y ocúpate de tus asuntos sin interrupciones. En el trabajo, asegúrate de no estar disponible tampoco; Eres una persona ocupada, ignora los chats y llamadas de algunas personas durante ciertos tiempos. Si trabajas en una oficina abierta, como ahora es común, usa audífonos y bloquea interrupciones externas. Aprende a tener tu propio tiempo.

 

En lo personal, aprende que no es malo desear mas -Pues esto crea ambición, lo que te lleva a hacer más cosas-, pero debes aprender que este deseo debe estar firmemente colocado en el presente y en tu situación y realidad actual. Gastar energía en perseguir objetos y personas solo por el placer de “perseguir”, te quitará energía y tiempo, y recuerda que este último, es muy limitado.

 

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *