LNH, LEY 4: DETERMINA LA FUERZA DE CARÁCTER DE LAS PERSONAS

Este post es parte del sumario de “Las Leyes de la Naturaleza Humana” de Robert Greene.

Todos nosotros tendemos a evaluar a las personas de acuerdo a su carisma, encanto e inteligencia superficial, pero rara vez evaluamos la fuerza de su carácter. Uno de mis amigos mas cercanos en la adolescencia era uno de esos tipos que te caen bien al instante; Alto, carismático y con cierta facilidad para atraer chicas, cosa que generalmente buscamos en nuestros amigos cuando somos mas jóvenes. Cuando teníamos 18 el comenzó a salir con una chica que, digamos no tenía la mejor reputación. En menos de 3 días, el tipo ya había roto el contacto con nosotros, y solo lo veíamos ocasionalmente, cuando se enteraba que su chica, se había besuqueado con otro tipo y cosas por el estilo.

Estuvo así por unos 2 años, hasta que ella se embarazo…. De otro tipo.

Ella fue muy abierta con él, le dijo incluso quien era el papa. Pero también manejo a mi amigo de tal manera que poco a poco se fue haciendo responsable de ella, y del hijo de su “socio”. Unos meses después, ella lo convenció de “prestar” su apellido, y sin cumplir los 20 años, el ya era el “padre” legal de un hijo que el no concibió.

Por mi parte, no he vuelto a saber de él en 11 años.

Resulta que Alfonso, el tipo de la historia anterior, tenia serios problemas de fortaleza de carácter; Desde pequeño, el era muy cercano a su papa y se sentía muy orgulloso de él. Cuando apenas entro a la adolescencia, su papa los abandono para irse con otra mujer, y hacer otra familia con ella.

Este evento marcó a Alfonso de por vida, al grado de que tenía serios problemas para confiar y convivir con otros varones -Por lo que hacía caso omiso de nuestras advertencias-, además de que el evento de su infancia le hacía sentir que su deber era proteger a las mujeres de su vida. Y así, todas las mujeres con las que yo supe que estuvo, lo manipularon de maneras verdaderamente crueles y descaradas al grado que termino pagando la pensión de un niño que no era suyo, todo porque nunca tuvo el carácter para decir “NO”.

 

El carácter es el principal valor por el que debes evaluar a las personas.

Nuestro carácter es lo que nos lleva a repetir ciertas acciones, buenas o malas, en nuestra vida. Al final, estas acciones contribuyen al desarrollo de los patrones diarios que controlan nuestras acciones cotidianamente. Las personas de carácter fuerte la mayor parte del tiempo tienen un enorme sentido de autoestima y seguridad en su persona:

  • Pueden aceptar criticas y aprenden de la experiencia
  • No se rinden fácilmente porque quieren ser mejores
  • No se sienten inseguros de su estatus personal
  • Son capaces de conectar sus propios intereses con los de su grupo -Es decir, no son egoístas-

En contraste, las personas de carácter débil son:

  • Son mañosos y evasivos
  • Las circunstancias pueden doblegarlos
  • Nunca mejoran, porque no son capaces de aceptar ninguna critica

 

Para poder tener éxito en nuestra vida, es importantísimo que aprendamos a desarrollar un carácter fuerte. Y para esto, debemos ponernos en situaciones que pongan verdaderamente incomodos. Además de esto, debemos aprender a identificar nuestros comportamientos negativos en situaciones de estrés, y debemos intentar estar conscientes cuando pase esto. Una vez más, la meditación te puede ayudar mucho con esto.

Por otro lado, también debemos aprender a medir la fuerza del carácter de las demás personas, en especial si pretendemos trabajar con ellos, o incluso considerarlos como socios. Las personas somos flojas y rara vez analizamos a profundidad el carácter de una persona. Las maneras más fáciles para probar la fuerza del carácter de una persona son las siguientes:

  • Ponlos a realizar una tarea verdaderamente difícil. ¿Cómo reacciona? ¿Se enoja, se fastidia y renuncia?
  • Haz una pequeña broma a sus expensas. Las personas débiles de carácter reaccionan generalmente de manera negativa al grado incluso de ser violentos -Vaya que he conocido tíos así-.
  • Ponlos temporalmente en una posición de poder. Lincoln decía que la mejor manera de ver el carácter de una persona es cuando esta, tiene poder. Ten mucho cuidado con aquellos que hacen bullying y hacen de lado a las demás personas.

El carácter débil en una persona va a neutralizar todas las cualidades buenas que una persona pueda tener. Por ejemplo, una persona inteligente y carismática, puede hacer un gran trabajo hasta que los criticas y se tornan agresivos. O pueden ser tan egocéntricos que solo vean por ellos mismos, que su arrogancia y falta de cortesía haga que las demás personas se alejen o incluso renuncien de su trabajo. Una persona con carácter fuerte es más valiosa aun si es menos carismática o inteligente.

Tipos de personas Tóxicas

A pesar de que el carácter de cada persona es diferente, Robert Greene menciona 10 tipos de carácter que debemos tener con ciertos tipos en especial que pueden ser muy tóxicos y las cuales debemos identificar antes de que nos involucremos con ellas:

 

  • El imán del Drama. – Tienen mucha energía e historias que contarte; Tienen un lenguaje corporal muy bueno y son muy expresivos, además de que suelen ser muy astutos. Es muy divertido estar con ellos, hasta que el drama se pone feo. La mayoría de nosotros evitamos confrontaciones, pero este tipo de personas, viven por ellas; Entre más las conoces, más te enteras de todos sus dramas y conflictos, pero lo interesante es que ellos, casualmente siempre son las víctimas. Este tipo buscara meterte en sus dramas y de manera perpetua, hacerte sentir como el culpable.

 

  • El Rebelde implacable. – Son el tipo de personas que a primera vista son increíblemente carismáticas y joviales. Es emocionante esta con ellas, odian la autoridad y son defensores de los débiles. Resuenan con nuestro adolescente interior ya que no reconocen reglas ni organigramas. Pronto te darás cuenta de que tienden a tener un sentido del humor a costa de los demás, incluso de ti, el cual los hace parecer más auténticos. Y eventualmente te darás cuenta de que esto no es más que su necesidad de controlar a los demás. No soportan que les digan que hacer, aun sus superiores y necesitan que todo sea bajo sus términos. Si te vuelves su enemigo, buscaran la manera de pintarte como su opresor y serás víctima de su “humor”. Nadie puede estar arriba de ellos, y el que se atreva, pagara el precio. Son eternos adolescentes, y como tales, es mejor evitarlos.

 

  • El Personalizador. – Parecen ser sensibles, inteligentes, considerados y pensadores profundos, incluso con un aire melodramático, como si hubieran tenido una vida muy dura. El problema es que su increíble sensibilidad, parece ir en una sola dirección: Hacia ellos mismos; Se toman todo personal y pueden tomar a personal algún comentario o acción por muchísimo tiempo. Son irritables y sensibles y tienden a alejar a las personas de sus vidas. No insultes a una persona así, puede recordar por años tu insulto y son tan pacientes que pueden pasar años tratando de vengarse.

 

  • El Hyper perfeccionista.- Parecen personas muy, muy, muy trabajadoras que parecen estar 100% dedicadas en ser las mejores en lo que sea que hagan. Son los clásicos “workaholics” y ponen más horas que nadie en su trabajo y usualmente critican a los demás por su falta de calidad y falta de compromiso. Pero entre mas trabajas con ellas, mas difícil es tolerarlas; No saben delegar, son horribles micromanagers y no tienen estándares altos o coerción con el equipo, pues están más preocupadas por mantener el poder y control

 

  • El hablador. – Te impresionan sus ideas y proyectos que te platican. Necesitan ayuda y tu eres simpatizante. Pero da un paso atrás y veras que no han logrado nada tangible. Este tipo no es tan peligroso como los otros, pero puede hacerte perder tiempo y dinero. Solo vean el documental de Fyre en Netflix para un ejemplo extremo.

 

  • El/La Sexualizador/a. – Están cargados de una enorme energía sexual; Combinan trabajo y negocios con placer y su energía sexual parece no tener límites. Tienden a interpretar todo tipo de relación como sexual, y el tener sexo se convierte en una forma de auto validación para ellas. Cuando son jóvenes, llevan una vida promiscua y excitante, pero conforme envejecen se vuelven personas deprimidas y suicidas al no encontrar tantas parejas sexuales. Si tienen una posición de liderazgo, usaran su poder para obtener lo que quieran. Entre más viejos, más patéticos se vuelven. Nunca podrás salvarlos de esta compulsión, así que mejor evita involucrarte con ellos.

 

  • El/La Princesa/o consentido. – Son calmados y tienen un aire de superioridad; Parecen tener mucha confianza y estar destinados a grandes cosas. En casos extremos puedes incluso estar haciéndoles favores sin darte cuenta. De alguna manera muestran la necesidad que los consientas y que te ocupes de ellos. En sus relaciones, esperan que tú los cuides y consientas lo que es desquiciante, pues estas personas no están equipadas para manejar la vida adulta, por lo que una de dos, o manipulan a las personas para que se hagan cargo de ellas, o recurren a drogas para escapar de sus problemas. Si estas con alguien así, y te sientes culpable, es probable que te estén manipulando y que debes ocuparte de ti.

 

  • El Complaciente. – Son personas que parecen demasiado amables y consideradas. Parecen increíblemente encantadoras. Pero conforme trabajas con ellas y las conoces, te das cuenta de que nunca llegan a tiempo o no hacen su trabajo de manera correcta. Incluso parece que te están saboteando y están hablando a tus espaldas. Estas personas son los Perfectos Cortesanos de Las 48 Leyes del Poder. Su amabilidad es artificial y su amabilidad es un mecanismo de defensa. Secretamente buscan lastimar o robar de la persona para la que trabajan. Ten mucho cuidado con las personas que son tan amables y encantadoras que cruza lo que es natural. Sigue tu instinto, este tipo de personas pueden rápidamente volverse pasivo-agresivos cuando tengas tu guardia abajo.

 

  • El Moralista. – Son muy carismáticos y suelen detectar injusticias en su lugar de trabajo y la vida y suelen ser muy elocuentes. Tienen tanta convicción en sus ideas, que suelen encontrar muchos seguidores, quizá incluyéndote. Pero si observas bien, puedes ver inconsistencias en su narrativa: Quizá son abusivos con su pareja, o quizá abusan de sus empleados o compañeros. Suelen ver las cosas y a las personas en blanco o negro, Malo o bueno y son incapaces de llegar a un término con su Naturaleza Humana. Ten cuidado con personas que busquen un linchamiento, ya que tarde o temprano tu serás un objetivo para ellos cuando estés demasiado cerca de ellos. Observa su verdadera falta de empatía con las personas, y aléjate lo más rápido posible.

 

 

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *