COMO EVITAR PROCRASTINAR EN TAN SOLO 4 PASOS.

Uno de los problemas más comunes a los que solemos enfrentarnos en nuestra vida cotidiana es la procrastinación; Hacer Ejercicio, empezar un libro, tratar con clientes difíciles, llamar a clientes nuevos… Todos tenemos que hacer algunas cosas que no queremos hacer y muchas veces terminando viendo Facebook, YouTube o incluso haciendo tareas mucho más sencillas, dejando lo importante para el final. Y si bien no es malo -De hecho muchas veces es necesario- tener un pequeño escape de vez en cuando, procrastinar demasiado puede ser MUY negativo.

 

Usualmente, la mayoría tenemos ideas y proyectos que queremos llevar a cabo, el problema es que difícilmente encontramos la motivación para hacer las cosas. Si queremos reducir nuestro tiempo procrastinando y si queremos lograr nuestros objetivos, es necesario que establezcamos una serie de hábitos, los cuales debemos seguir de manera automática.

 

 

 

  1. ASEGURATE QUE TIENES ENERGÍA SUFICIENTE

 

Personalmente, este es el principal problema al que suelo enfrentarme cuando se trata de procrastinación; Tengo un trabajo, una franquicia y además, estoy en tantos proyectos que normalmente no encuentro energía para seguir. Y el no dormir bien definitivamente no ayuda en nada. El sentirte cansado y sin energía, será siempre el primer detonante para tener un día improductivo, por lo que deberás asegurarte de tener siempre energía durante el día.

 

Una de las cosas que más me han ayudado es el de crear rutinas; Me aseguro de calendarizar mis actividades  para la semana; Por ejemplo, Estudio idiomas los Miércoles y viernes de 4:00 PM a 5:00 PM, Hago ejercicio de 6:45 a 7:25 AM de Martes a Viernes, escribo para el blog los Jueves y Viernes de 6:00 PM a 8:00 PM, etc. Pero eso sí, me aseguro de estar en la cama a las 11:30 PM.

 

 

  1. ENTIENDE EL PORQUE NO QUIERES COMPLETAR UNA TAREA

 

Muchas veces nosotros mismos no queremos completar una tarea. Quizá no quieras hablar con algún cliente nuevo por miedo al rechazo o quizá porque simplemente te desagrada. O quizá la tarea que tienes que hacer te parece banal o simplemente es muy tediosa. El punto es que las razones por las que hacemos o no ciertas tareas nos podrán parecer obvias y muchas veces estúpidas, pero para nuestro inconsciente le parecerán completamente razonables. Una vez que comprendamos la razón por la que no queremos realizar una tarea, entonces esta perderá un poco del poder que tiene sobre nosotros para inducirnos a procrastinar.

 

  1. ELIMINA DISTRACTORES

 

Hace apenas solo un par de décadas, los distractores solían ser menos comunes. Pero ahora tenemos montón de distractores: Facebook, Twitter, YouTube… Distractores que son un problema en especial cuando nosotros mismos QUEREMOS distraernos (En especial ante una tarea fastidiosa). El consejo básico es simplemente hacer pequeños tweaks como apagar las notificaciones en tu celular y mantener tu browser cerrado mientras trabajas. Pero seamos honestos, rara vez somos tan disciplinados como para tomar estas acciones.

 

Por suerte, podemos hacer uso de algunas apps y extensiones de nuestro navegador para ayudarnos a tener un mejor control de nuestros distractores:

 

Nanny for Google Chrome 

StayFocusd 

RescueTime for Chrome 

 

Nanny Chrome por ejemplo, te permite bloquear algunas URLs, como Facebook durante ciertas horas del día eliminado algunos distractores durante horas que deberían ser productivas.

  1. ¿TIENES DEMASIADA ANSIEDAD?

 

Si bien, un poco de ansiedad puede ser un motivador para lograr tus objetivos,  un exceso de ansiedad puede llegar a paralizarte; Aprende a manejar tus niveles de ansiedad. 10 Minutos de meditación al día son excelentes. En casos extremos, consigue ayuda profesional.

 

  1. LA TÉCNICA 3…2…1

 

Esta técnica es muy simple: La próxima vez que te endrentes a una tarea tediosa que no quieras pero que necesitas hacer, cuenta del 3 al uno  (3… 2…. 1… ) Y en ese momento detén TODO lo que estés haciendo y termina la tarea. Las únicas reglas son que te asegures que la tarea en cuestión sea posible de hacer y que pueda terminarse en ese momento.

 

Por ejemplo, tienes que prospectar clientes un lunes a las 10:00 AM.  Como proscratinador serial, seguramente te dirás a ti mismo algo como “Después de ver mis correos” o “después de revisar mis notificaciones en Facebook”. Cuando esto pase, contaras de 3 al 1, cerraras tu cliente de correo y te dedicaras a terminar tu tarea de prospección. Después de eso podrás ver tu correo o revisar tus notificaciones de Facebook.

 

Sin embargo, la clave para tener éxito con esta técnica es necesario que hagas un hábito de ella. Úsala con cada pequeña tarea odiosa que te encuentres durante el día, desde tirar la basura hasta hacer llamadas hacia algún cliente molesto. Después de un tiempo (Dicen que toma 21 días para crear un habito), notaras que procrastinas menos y puedes enfocarte en tus proyectos mucho más fácil que antes.

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.